Blog personal de Alejandro Castroguer

En este blog podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO", "EL MANANTIAL" y "HOLMES Y EL CASO DE LOS OCHO ESTÓMAGOS", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

jueves, 10 de enero de 2019

Preciosidad bachiana

Os dejamos, amigos del perro de Amadeus, este aria (perteneciente a la Cantata BWV 35 de BACH) escrita para contralto, dos oboes, dos violines, viola, órgano obligato y bajo continuo. Lleva por título Geist und Seele wird verwirret. Fue compuesta por Johann Sebastian en 1726, concretamente para el duodécimo domingo después de la Trinidad, y estrenada el ocho de septiembre de aquel año. 

Su texto original dice lo siguiente:
Geist und Seele wird verwirret, / Wenn sie dich, mein Gott, betracht'. / Denn die Wunder, so sie kennet / Und das Volk mit Jauchzen nennet, / Hat sie taub und stumm gemacht.

En español: 
Mi espíritu y mi alma se confunden, / oh Dios, cuando te contemplan. / Pues las maravillas que observan / y que el pueblo proclama con júbilo / los han dejado sordos y mudos.

Sus intérpretes son Jadwiga Rappe (contralto), Concerto Avenna y Andrzej Mysinski (director).


jueves, 20 de diciembre de 2018

Hermana nuestra que estás en los cielos


A SOTA
en recuerdo de su ejecución sumaria en Barcelona 

Escudera, consejera, notaria sin voz de los 
desvelos de tu escudero humano. 
Hija, madre, calor de verano en el crudo
invierno de la sinrazón y el miedo.
 
Naciste para ello, para cuidar de Tauri. 
Bastó un invernal disparo en la cabeza.
Te demolieron por velar del hermano. 

Beben los adoquines la sangre del desafuero,
lavan ahora las mentiras el baldón del desacierto.

Crudo invierno de la sinrazón y el miedo.

domingo, 16 de diciembre de 2018

Yo no soy así


No trates de engarñarme.
No hace falta que te definas con palabras.
Con subterfugios, con eufemismos. 

Eres tal y como actúas.
Tal y como guardas silencio.
Tal y como te cruzas de brazos.
Son tus actos la mejor definición 
de lo que no eres y lo que eres.

viernes, 7 de diciembre de 2018

Altar callejero



A CAMELIA

Heredaste lo que nadie quiere, lo que todos
rehúyen con un sencillo No, gracias, aún no es 
mi tiempo. Nadie te pidió permiso: dictaron tu 
suerte a fuerza de abandono, a ausencia de besos.

Has heredado una calle en Málaga, de nombre 
Viento, y un altar callejero, pródigo en velas, 
flores, juguetes huérfanos, fotos y lamentos.

Ahora heredas la luz, la verdadera, no la de este
escenario; heredas, en el infinito, un pesebre tan 
grande como el tiempo que te arrebataron.
Agria herencia para tan tierna sonrisa.

lunes, 26 de noviembre de 2018

Y, de pronto, la vida


Título: Y, de pronto, un pájaro
Autor: Francisco Álvarez Velasco
Año: 2018
ISBN: 978-84-17315-31-3
Páginas: 158
Encuadernación: Rústica


Decsripción de la obra tomada de la web de la editorial Eolas:
https://www.eolasediciones.es/


El libro del que hablamos hoy, Y, de pronto, un pájaro, es un trozo de naturaleza, eso sí, vista, extrañada a veces, reconocida otras, por Francisco Álvarez Velasco. Frente a su mirada, todo se hace tierra, campo, hierba, cielo, nubes, niebla. También ciudad, sistema, vida entre humanos. Nada es ajeno al poeta, todo le interesa. 

Aforismo 5: A los poetas hay que cogerlos solamente por la palabra. El resto es literatura.

Aforismo 24: En el espejo no verás el futuro: solo las aguas silenciosas de lo ya vivido.


Quienes conocemos a Francisco sabemos que en él no hay pose, únicamente un alud de palabras, versos, poemas, en este caso aforismos y decires. Gracias a su invisibilidad, aquí no cabe el ego: por encima de tu cabeza, querido lector, revolotean pájaros palabras, palabras verdades y ángeles demonios, además de creencias (in)quebrantables y sombras metafísicas.

Aforismo 13: Enciende la luz si quieres ver tu sombra. 

Aforismo 53: Hay tiempos tan malditos que hasta los ángeles ladran. 

Aforismo 177: Si lo que haces es solo por matar el tiempo, agradece que te lo roben. 


Si bajas la mirada, verás el camino poblado de caminantes, trotamundos, galopamundos. Te hostigarán jefes y dioses. Unos y otros, todos tahures profesionales, quedan expuestos, retratados de usura bajo la luz de estas palabras. También serás testigo de injusticias varias. 

Aforismo 211: Arrastrándose bajo alambradas, tantos niños que solo piden una tierra donde jugar. 

Aforismo 238: Creció y creció la alambrada, y ya no sabíamos en qué parte estaban los encerrados; y en qué parte, los libres. 

Lo único que importa a Álvarez Velasco (durante años ha ido subiendo todas estas reflexiones a su muro de Facebook y que ahora ha reunido y seleccionado para Eolas Ediciones) es decir y decir de verdad. Aunque no guste y sea de rabiosa actualidad.

Aforismo 63: Llevaba el cuerpo como una jaula de oro; pero su corazón era un pájaro muerto.  

Aforismo 124: No ensucies la tierra, el agua, el leño: tus nietos necesitarán comer y beber y respirar y calentarse.

Aforismo 180: Juntos y revueltos mejor que ordenados en soledades. 



Cantar la verdad de ahora y cantar la de siempre: ese tiempo que se escurre entre las manos, la lluvia amarilla que pudre la memoria. Los recuerdos. Las cenizas. Las estaciones del año, el color del campo, las cicatrices de la vida.

Aforismo 249: En la fronda del chopo, las edades del hombre: verdeoro, verde, oro, óxido, desnudez.

Aforismo 299: Esta hoguera de otoño dejará un poco de ceniza para dar abrigo a las lombrices. 

Aforismo 485: Las llamadas "alturas de la vida" más bien son bajuras. 


En estos tiempos, muchas veces hay tanta ruido alrededor que no escuchas tu propia voz. Haz un descanso y bebe estos aforismos: es posible que oyendo la de Álvarez Velasco, madura de sabiduría y de vida, encuentres la tuya, ydentro de ella, todo lo que necesitas para continuar el camino. 

Aforismo 603: En las grietas del silencio crecen las flores más hermosas; en las grietas del ruido, las malas hierbas. 

La nostalgia, el tiempo perdido, la infancia, esos paisajes a los que el poeta dedica no pocas sentencias. La música inherente a estos paisajes enumdece con cada reflexión y se agiganta, por el contrario, en los márgenes en blanco. Aquí todo tiene su espacio. 
 
Aforismo 307: Poeta, no lo digas todo. Deja algún hueco, algún silencio, para que el lector se diga lo suyo. 

Aforismo 391: La nostalgia ayuda a encontrar los mejores paisajes del tiempo perdido.  

Por si no fuese bastante con la palabra, tenemos las ilustraciones. La exquisita edición a cargo de Eolas está tachonada de dibujos de Kiker, Cecilio F. Testón, Hilario Barrero, Mabel Lavandera, Fernando Díaz, Nacho F. N., Toño Velasco, Emilio Amor, Aurelio González Ovies, Luna Albets Álvarez, Arlé Corte, Rafael arroyo Villemur, Nani Kulaski, Federico Mieres, Alejandro Mieres y Josefina Junco. 

Aforismo 294: Un libro se salva por un puñado de relectores; un poema se salva si deja algún verso en la memoria del lector. 

Así sucederá con este libro, los lectores volveremos una y otra vez a él en busca de inspiración, de recogimiento, de un poco de luz con que ver algo entre tantas sombras. No puedo decir nada mejor de esta pequeña joya literaria. Gracias Francisco por entregárnosla.

domingo, 18 de noviembre de 2018

La bachiana de la semana

Os dejo en esta mañana lluviosa de noviembre un aria tan doliente como hermosa, una de las tantas maravillas que esconde el corpus de las casi doscientas cantatas litúrgicas que compusiera Johann Sebastian Bach entre 1707 y 1742. Se trata de la numerada con el BWV 13 Meinen Seufzer, meine Tränen (en español, Mis suspiros y mis lágrimas), concretamente de su número 5, el aria Ächzen und erbärmlich Weinen (en español, Gemir y llorar lastimosamente). Compuesta en 1726 para el segundo domingo después de Epifanía, fue estrenada el 20 de enero de aquel año.



El texto es de Georg Christian Lehm y dice en alemán lo siguiente:

Ächzen und erbärmlich Weinen / Hilft der Sorgen Krankheit nicht; / Aber wer gen Himmel siehet / Und sich da um Trost bemühet, / Dem kann leicht ein Freudenlicht / In der Trauerbrust erscheinen.

Su traducción al español sería:

Gemir y llorar lastimosamente / no ayuda al mal de tus cuitas; /pero para quien mira al cielo / e implora su consuelo / puede brillar una suave luz de alegría / en su enlutado pecho.

Como ilustración de la misma, os dejo dos versiones. La primera está interpretada por Dietrich Fischer-Dieskau, y la Orq. Filarmónica de Berlín dirigida por Karl Forster.



La segunda por Bas Ramselaar, el Netherlands Bach Collegium dirigido por Pieter Jan Leusink.

domingo, 11 de noviembre de 2018

Y, de pronto, un pájaro


Título: Y, de pronto, un pájaro
Autor: Francisco Álvarez Velasco
Año: 2018
ISBN: 978-84-17315-31-3
Páginas: 158
Encuadernación: Rústica


Decsripción de la obra tomada de la web de la editorial Eolas:
https://www.eolasediciones.es/

«Y, de pronto, un pájaro en un cielo tanquam tabula rasa». Con este aforismo el autor quiere expresar la génesis de lo que aquí se ofrece, al tiempo que advierte que en la cifra del subtítulo —666 aforismos y otros decires— no debieran buscarse excesivas connotaciones con el número conocido como marca de la bestia, aunque por las páginas del libro anda el Diablo con alguna frecuencia (también Dios y sus ángeles buenos).

En los 666 textos hay, pues, aforismos y decires en general, con lo cual quiere ponerse el libro a salvo de las posibles críticas de los paremiólogos y aforistas canónicos: “Decir”, según la Academia, se entiende como un dicho que es «notable por la sentencia, por la oportunidad o por otro motivo».
Entre muchos otros, son recurrentes aquí símbolos y motivos como el camino, el río, el árbol y el bosque, el espejo, el paraíso perdido, el paso del tiempo y la aceptación estoica de sus injurias, la relación siervo/señor o jefe/subordinado, “lo que pasa en la calle”…

Algunos textos están movidos por la ternura; otros, por la ira y el sarcasmo, pero atemperados con la actitud vallejiana que el autor quiere ver en el poema del pórtico.

Estos aforismos y decires son selección de los que durante más de dos años se han venido publicando en Facebook, en el muro del autor, quien agradece la atención que han recibido.